11

Ministros de Tiempo Completo

Famosas son las palabras de Jesús: “Es más bienaventurado dar que recibir.” No tan familiar es el contexto en que esta verdad fue registrada. Las palabras de Jesús no se encuentran en ninguno de los cuatro evangelios. Estas palabras de Jesús fueron citadas por el apóstol Pablo mientras hablaba en una conferencia de pastores (He. 20:32-35). Sorprendentemente, Pablo estaba instruyendo a esos pastores a estar en una posición de dar plata, oro y vestido a la iglesia, en vez de ¡recibir esto de ella!

Hechos 20

A la luz de lo dicho por Jesús, ¿deberían los pastores ganar su sustento de la iglesia? En Hechos 20, Pablo le dio a los ancianos de Efeso instrucciones específicas sobre sus tareas como ancianos. Con respecto a las finanzas, Pablo declaró que no había codiciado ni el oro ni la plata de nadie, sino que de hecho él había pagado su propio sustento trabajando duro con sus manos (20:34-35; compare 18:1ss). Siguiendo el ejemplo de Pablo, los ancianos también debían ganarse el sustento por medio de trabajos seculares, así como ser capaces de ayudar a los débiles y vivir las palabras del Señor Jesús, de que es más bienaventurado dar que recibir. Así, de Hechos 20:32-35 queda claro, que los ancianos generalmente tienen que estar en la posición económica de dar a la iglesia, no recibir de ella. Sin embargo, Hechos 20 no es el único pasaje que trata con este tema.

1 Corintios 9

¿Qué de 1 Corintios 9:14, donde se dice que aquellos que proclaman el evangelio deben vivir del evangelio? Podemos observar de 1 Corintios 9 que por lo menos tres grupos vivían de sus ministerios durante el periodo neo-testamentario: los apóstoles (9:1-6), los hermanos del Señor (9:5) y los evangelistas (9:14). De acuerdo con Pablo, varios factores se conjugaban para justificar esta verdad:

· Un punto de vista humano (soldado, labrador de la viña, pastor), 9:8.

· La Ley de Moisés (bueyes, sacerdotes en el templo), 9:9-10, 13.

· Principio/lógica espiritual (semilla espiritual/cosecha material), 9:11.

· Las palabras de Jesús, 9:14

Desde un simple “punto de vista humano” (9:8) Pablo pregunta: “¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña y no come de su fruto? ¿O quién apacienta el rebaño y no toma de la leche del rebaño?” (9:7). La respuesta es obvia. Todos ganan el sustento de su trabajo, así deben hacerlo los apóstoles/plantadores de iglesia/ misioneros/evangelistas.

Entonces, de la Ley de Moisés (9:8-9), Pablo cita: “No pongáis bozal al buey que trilla.” Aplicado a los apóstoles, Pablo pregunta “¿tiene Dios cuidado de los bueyes o lo dice enteramente por nosotros? Pues por nosotros se escribió” (9:9-10). Si el buey puede comer de lo que hace, así también los apóstoles. En 9:13, Pablo trae el ejemplo de los sacerdotes del Antiguo Testamento preguntando: “¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y los que sirven al altar, del altar participan?” (9:13).

Pablo también destaca un principio espiritual importante de siembra y cosecha: “Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material?” (9:11) Pablo concluyó que este un “derecho” y debería ser suyo “aún más” (9:12).

El argumento final de Pablo se encontró en las palabras de nuestro Señor quien “ordenó que los que anuncian el evangelio, vivan del evangelio” (9:14). Si esto es verdad para los evangelistas, también lo es para los apóstoles.

1 Corintios 9 trata específicamente sobre los derechos de un apóstol, alguien que ha sido comisionado ya sea por Jesús o por la iglesia, para viajar a diferentes lugares evangelizando y estableciendo iglesias (la palabra misionero no es usada nunca en las Escrituras; tales personas eran llamadas apóstoles y evangelistas). Como es claro del texto, todas esas personas tienen el “derecho” (9:12) al sustento financiero.

Inesperadamente, después de escribir convincentemente acerca del derecho de un apóstol en 1 Corintios 9, Pablo entonces añadió, “Pero yo de nada de esto me he aprovechado, ni tampoco he escrito esto para que se haga así.” (1 Co. 9:15). Si Pablo no escribió esto con la esperanza que los Corintios le dieran apoyo financiero (1 Co. 9:15), ¿entonces por qué lo escribió? En esencia, 1 Corintios 9 observación entre paréntesis. El tema principal de Pablo empezó en 1 Corintios 8 y se refería a no ser una piedra de tropiezo para los otros (comida sacrificada a los ídolos, 8:9). La renuncia de Pablo a su derecho de apoyo tiempo completo (1 Co. 9) ilustra que tan lejos Pablo estaba dispuesto a llegar con tal de “no poner ningún obstáculo al evangelio” (9:12b, 15). Luego, en 1 Corintios 10, Pablo continuó con su tema principal, concluyendo con: “No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios” (1 Co. 10:31-32). Así, el objetivo de Pablo al escribir 1 Corintios 9 no era ni limitar ni extender las categorías de aquellos que tenían el derecho a recibir un sustento de la iglesia. Era una simple ilustración. Cono tal, revela que Pablo tenía un acercamiento muy liberal con respecto al sustento de los obreros de la iglesia: “¿Tiene Dios cuidado de los bueyes?” y “Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo material?”.

Los creyentes individuales tienen el privilegio y la responsabilidad de dar generosamente para el apoyo de misioneros y evangelistas. Al hacerlo así, el dador está colaborando junto con el trabajador cristiano. Sin esos trabajadores de tiempo completo, el avance del Reino de Dios podría ser obstaculizado. Ore por tales ministros. Encuentre maneras creativas para animarles en su labor de amor. Propóngase dar de manera sacrificial y consistente para su soporte.

¿Es erróneo aplicar este pasaje a los ancianos? Ya que Pablo renunció a su “derecho” apostólico de recibir su “sustento” del evangelio (9:15, 18), el ejemplo que mostró a los ancianos Efesios en Hechos 20 parece ser todavía más imperioso (vea también 1 Tes 2:9; 2 Tes 3:7-9).

1 Corintios 9 trata específicamente de los derechos de un apóstol y no de un anciano. Sin embargo, basado en los principios expresados en 1 Corintios 9, ¿sería un pecado imperdonable para un anciano si obtuviera su sustento de la iglesia? ¡Claro que no! Basado únicamente en Hechos 20, pareciera ser que los pastores (ancianos) generalmente no recibían sustento financiero de tiempo completo por sus ministerios. Sin embargo, ya que Hechos 20 no es el único pasaje que trata con este tema, 1 Corintios 9 (arriba) debe ser considerado, así como 1 Timoteo 5 (abajo).

1 Timoteo 5

Timoteo, compañero de viaje de Pablo y amigo, estaba temporalmente estacionado en Efeso (1 Tes. 1:1; 2:6), a quien Pablo dejó allí para contrarrestar las falsas doctrinas (1 Tim. 1:3). Con respecto a los mismos ancianos de Efeso como en Hechos 20, Pablo escribió que los ancianos que hacían un buen trabajo dirigiendo los asuntos de la iglesia y que trabajaban duro en predicar y enseñar eran dignos de algo llamado “doble honor” (1 Tim. 5:17). Entonces, usando casi exactamente el mismo razonamiento de 1 Corintios 9:9, 1 Timoteo 5:18 declara: “Pues la Escritura dice, ‘no pondrás bozal al buey que trilla,’ y ‘digno es el obrero de su salario.’” Este paralelo no debe ser minimizado. Las implicaciones son claras.

¿Significa honor un pago? No. De la palabra griega time, significaba primordialmente respeto. Hay una palabra específica en griego para pago (misthos) y, significativamente, es usada en 1 Timoteo 5:18 (con respecto a los empleados), pero no en 1 Timoteo 5:17 (con respecto a los ancianos). Time puede significar en algunos contextos precio, pero ya que un precio es la cantidad de una cosa demandada en venta a cambio de otra, difícilmente tiene sentido este pasaje (¿están en venta los ancianos?).

Esta misma palabra (time) es usada también inmediatamente siguiendo en 1 Timoteo 6:1: “Todos los que están bajo el yugo de esclavitud, tengan a sus amos por dignos de todo honor (time)”. ¿Deben los esclavos que pagarle a sus amos? Una aplicación práctica de este honor es que una acusación traída contra un anciano no debe ser recibida a menos que sea sostenida por más de un testigo (1 Tim. 5:19). 1 Timoteo 5:19 sigue en lógica al 5:17-18 si honor se refiere a respeto (una acusación involucra deshonra), peor lo hace torpemente si honor se refiere a pago. Un buen versículo paralelo es 1 Tesalonicenses 5:12-13, en el cual se le pide a la iglesia de Tesalónica “que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra.”

Sin embargo, time también es usada justo antes de este pasaje acerca de los ancianos. De acuerdo a 1 Timoteo 5:3, el honor de ser dado a las viudas que realmente están en necesidad (la NVI lo interpreta como “reconoce debidamente”). Esta ocurrencia de time obviamente significa otorgar a la viuda más que respeto. Darle alimento a la viuda, ayudarla con su casa y trabajo de jardín, visitarla, ofrecerle alojamiento si lo necesita, y obviamente incluso ayuda financiera, es la idea. Honor también fue claramente entendido por Jesús para referirse al apoyo material en Marcos 7:10. La Ley de Moisés requería: “Honra a tu padre y a tu madre”. Descontento con los líderes religiosos del judaísmo, Jesús dijo: “Pero vosotros decís: Basta que diga un hombre al padre o a la madre: Es Corbán (que quiere decir, mi ofrenda a Dios), no le dejáis hacer más por su padre o por su madre, invalidando la Palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido” (Mr. 7:11-13). Así que es claro dentro del área de las posibilidades que el honor a un anciano pueda incluir el darle una ofrenda de amor, un honorario.

Entonces, ¿por qué Pablo usa time (honor) en lugar de misthos (paga) en 1 Timoteo 5:17)? Talvez porque la relación del anciano con la iglesia no debe ser de asalariado. Ni tampoco debe él cobrar por sus servicios. Jonathan Campbell sabiamente dijo: “Hay una diferencia entre recibir paga por hacer un trabajo y ser libre de hacer un trabajo.”

Con respecto al dar voluntariamente (un honorario) versus una posición de asalariado, Dan Walker advirtió: “Las viudas de 1 Timoteo 5:3-16 no estaban ganando un salario, estaban recibiendo caridad. Y la cita de ‘el obrero es digno de su salario’ en Lucas 10 se refiere obviamente no a discípulos recibiendo un salario o una paga, sino a hospitalidad (coman y beban lo que les den, etc.). La palabra paga en la cita del Antiguo Testamento (1 Tim. 5:18) obviamente es metafórica (así como el buey sin bozal que come paja es metafórico). Si llevamos la metáfora demasiado lejos, ¡tendremos obreros cristianos comiendo paja! En otro ejemplo del uso metafórico de paga, Pablo escribió a los Corintios que él había despojado a otras iglesias para no tener que aceptar la paga de los Corintios. Vine dice que la palabra paga en 2 Corintios 11:8 es claramente metafórica, lo cual es cierto. No creo que sea el asunto de nadie si un obrero cristiano (ya sea apóstol, profeta, anciano, maestro, o lo que sea) recibe ofrendas voluntarias de alguien por la razón que fuere. Pero en el momento en que un salario o paga es dado, el principio de dar voluntariamente por el servicio al cuerpo es violado, el principio de no clero en el cristianismo es violado, el sacerdocio de todos los creyentes es violado, etc. No me voy a meter en ese cuento, porque va hacia la perdición. El hedor número uno en la iglesia institucional es el dinero, simple y claro. Es una abominación, una desgracia no sólo para Dios, sino para la raza humana. Y una vez que abrimos la puerta con un clero contratado, estamos acabados. En conclusión, si Pablo hubiera querido decir doble paga en 1 Timoteo 5:17, ¿por qué no dijo doblemisthos, o doble opsonios, dos palabras que claramente significan paga y que hubiera transmitido así lo que quería decir? Y si él hubiera querido decir paga, ¿por qué la iglesia primitiva no siguió su ejemplo?”

Es claro de la Escritura que los creyentes individuales en las iglesias locales le deben honor (estima) a todos los ancianos, y doble honor (como en un honorario regular) a aquellos ancianos quienes están particularmente dotados en supervisar y enseñar. La iniciativa debe ser tomada por aquellos quienes son bendecidos por el ministerio espiritual de un anciano retribuyendo con bendición material.

Entre los Cristianos Estadounidenses, hay muchas preguntas sobre una iglesia en casa involucrándose con el gobierno o teniendo su propia cuenta de banco. Queremos advertir contra esto. Primero, las iglesias estadounidenses ya están exentas de impuestos, de acuerdo a la Constitución. Además, tener un presupuesto de iglesia y una cuenta de banco es algo más para que la parte carnal pueda ser tentada. Si en algo se quiere, son los ancianos cualificados quienes deberían incorporarse como un ministerio 501c3[1]. De esa manera, se puede lograr un estatus de exención de impuestos, y las donaciones a los ancianos podrían calificar para las deducciones de impuestos, y los ancianos no estarían en posición de empleados por la iglesia. El pastor-maestro, en esencia, sería como cualquier otro empleado independiente en la asamblea. Cómo ya se ha dicho arriba, el probablemente debería tener un ministerio mayor a una sola iglesia en casa.

1 Pedro 5

¿Qué quiso decir Pedro en 1 Pe. 5:2 cuando exhortó a los ancianos a que apacentaran la grey de Dios voluntariamente y no por ganancia deshonesta? “Ganancia deshonesta” viene de una sola palabra griega,aischrokerdos. Aischros significa vergüenza o desgracia, y kerdossignifica ganancias, beneficios o ventajas. En Tito 1:7 es usado un término relacionado, aischrokerdes, donde se les pide a los ancianos que no sean codiciosos de ganancias deshonestas. 1 Timoteo 3:3 hace un paralelo de esto con un requerimiento de que los ancianos sean libres del amor al dinero. Así, aischrokerdes es un sinónimo virtual de ser avaros de dinero. La advertencia de Pedro sugiere que el dinero siestaba ligado ocasionalmente al ministerio del anciano, ¡y estar en ello por el dinero no era una buena razón para ser un anciano!

R.C.H. Lenski destacó que, ya que los ancianos usualmente eran bi-vocacionales, la advertencia de Pedro era que los ancianos no usaran su posición para buscar los negocios de la iglesia en asuntos empresariales.[2] (¿Cuántos hombres de negocios se han hecho miembros de la Primera Iglesia principalmente para escalar social y económicamente?).

Otra manera de ver las palabras de Pedro es verlas como una precaución para los ancianos que ya son exitosos en su carrera secular y están en lo alto de su potencial económico. Tal anciano debe estar dispuesto de dejar pasar tiempo potencialmente lucrativo en su trabajo y en vez de ello dar de su tiempo y energía para servir como supervisor.

SÍNTESIS

Jesús mandó que aquellos que predican el evangelio (evangelistas), deben vivir del evangelio. Pablo, en una ilustración, aplicó este mismo principio a los apóstoles (1 Co. 9). Finalmente, usando los mismos argumentos encontrados en 1 Co. 9, fue aplicado para los ancianos calificados (1 Tim. 5).

Hechos 20 está dirigido a los ancianos en general. Por lo general, los ancianos serán bivocacionales y estarán por lo tanto en una posición de dar monetariamente a la iglesia, en lugar de recibir de ella. La excepción a esta generalización es 1 Timoteo 5, escrito en alusión a aquellos ancianos que no solo “gobiernan bien” (5:17) sino que también “trabajan en predicar y enseñar” (RV). Aunque todos los ancianos son dignos de honor (1 Tes. 5:12-13), algunos ancianos son dignos de doble honor. Este doble honor es muy probable que sea una referencia al sustento financiero por la iglesia. Uniendo Hechos 20 con 1 Timoteo 5 también sugeriría que incluso aquellos ancianos dignos de doble honor (sustento financiero) deben estar dispuestos y entrenados para trabajar en alguna vocación secular si las condiciones locales así lo requieren (p.ej. en tiempos de depresión económica, en iglesias muy pequeñas, por causa de persecución, etc.)

Advertencias

1. Sugerir que los creyentes individuales están obligados a ayudar a aquellos ancianos considerados como dignos de doble honor (pastores-maestros) no significa que los ancianos de tiempo completo son, de alguna manera, mayores en rango que los demás ancianos. Un anciano puede tener más dones que otro, o tener más influencia, pero en el Nuevo Testamento no hay cosa semejante a un anciano mayor oficial, ni tampoco una jerarquía de ancianos, ni un obispo que presida sobre los demás ancianos. El pastor-maestro mencionado in Efesios 4 no debe estar en ninguna manera sobre todas las iglesias de una ciudad. En cambio, él es el servidor de todas las iglesias de la ciudad.

2. Se debe evitar los ancianos (especialmente aquellos dignos de doble honor) que dominan la reunión de 1 Corintios 14. Si un anciano recibe ayuda financiera que le libera para estudiar la Palabra, es posible que tenga mucho más que enseñar, y se espera que así lo haga, de manera que los demás hermanos no se sientan libres de enseñar. Eso detendría el sacerdocio de los creyentes y violaría el espíritu de 1 Corintios 14:26. Tales reuniones no deben estar centradas en el pastor. En su lugar, un ministerio profundo enseñanza de un anciano dotado de ocurrir durante un estudio bíblico a mitad de semana o una reunión de ministración especial.

3. Aún si los ancianos cualificados pueden vivir de sus ministerios, no debe haber ninguna distinción clero-laico. La autoridad generalmente reside en la iglesia como un todo, no usualmente en sus líderes. Los líderes deben ser siervos humildes, no señores. Rusty Entrekin advierte: “Aunque sabemos que los pastores-maestros se supone deben ser siervos y no pertenecer a una clase especial de clero, aquellos que no son pastores-maestros seguirán teniendo una tendencia a referirse a ellos de tal manera, especialmente debido a nuestra estructura mental moderna de iglesia institucional con respecto a pastores profesionales. Aún si el pastor-maestro no piensa de ese modo de sí mismo inicialmente, si él no se cuida, él muy fácilmente puede empezar a gradualmente, y hasta imperceptiblemente, adoptar esa estructura mental. Ya que los creyentes sinceros, vibrantes y temerosos de Dios de finales del primer siglo y comienzos del segundo siglo fueron víctimas de esta estructura mental, ¡solo piense en lo fácil que sería que nosotros hoy en día cediéramos, con la presión de los compañeros sobre la sabiduría convencional, los siglos de tradiciones y una espiritualidad tibia que nos anima a hacerlo así! Necesitamos ser muy cuidadosos, no solo de guardaros contra el robarle al sacerdocio sus derechos dados por Dios, sino también de exhortarles a no renunciar a sus derechos.”

Conclusión

¿Qué podemos concluir con respecto a la idea de obreros eclesiales de tiempo completo?

1. No hay un patrón histórico en el Nuevo Testamento ni a favor ni en contra de los ancianos de tiempo completo. Hay silencio con respecto a este ejemplo. Sin embargo, hay enseñanzas directas sobre el tema.

2. Hay un mandato general en Hechos 20 para que los ancianos sigan el ejemplo de Pablo de suplir sus propias necesidades, así como estar en una posición de dar plata, oro o vestido a la iglesia, en vez de recibir de ella.

3. Todos los ancianos son dignos de honor (estima), 1 Tesalonicenses 5.

4. Los ancianos calificados, aquellos que gobiernan y enseñan bien, son dignos de doble honor (sustento financiero voluntario, 1 Tim. 5).

5. Los ancianos no deben ser motivados por el deseo de “ganancias deshonestas” de su ministerio (p.ej. no siendo parte del mismo por el dinero, ni usando el oficio para hacer ventas o ganar clientes), 1 Pedro 5.

6. Cada miembro de la iglesia necesita apoyar financieramente a aquellos que son evangelistas, apóstoles y pastoresmaestros, de acuerdo a 1 Corintios 9 y 1 Timoteo 5. Es el patrón neotestamentario el dar apoyo a tales personas.

— Steve Atkerson

Preguntas de discusión

1. ¿Por qué Pablo le record a los ancianos de Efeso que es más bendecido dar que recibir (He. 20)?

2. Basado en 1 Corintios 9:1-14, ¿qué derecho tiene cada apóstol (misionero)?

3. ¿Qué ejemplos son dados en 1 Corintios 9 de aquellos que viven de la iglesia?

4. ¿Por qué Pablo preguntó: “Si hemos sembrado semilla espiritual entre ustedes, ¿será mucho pedir que cosechemos de ustedes lo material?” (1 Co 9:11).

5. ¿Cómo ha obedecido usted personalmente el mandato del Señor en 1 Corintios 9:14?

6. De acuerdo a Romanos 15:26-27, ¿qué le debe usted a aquellos que le han dado a usted bendiciones espirituales?

7. Explique cómo ha obedecido usted personalmente Gálatas 6:6.

8. ¿Qué en los siguientes textos sugiere que Pablo no siempre se sostuvo a sí mismo al hacer carpas (Ro 15:24, 1 Co 16:5-6, 2 Co 1:15-16, 11:7-9, Fil 4:10-19, Flm 22)?

9. ¿Qué ancianos son dignos de doble honor (1 Tim 5:17)?

10. ¿Qué similitudes hay entre 1 Timoteo 5:18 y 1 Corintios 9:9-10? Vea Deuteronomio 25:4, Lucas 10:7.

11. ¿Qué significa el darles doble honor a algunos ancianos (1 Tim 5:17ss)?

12. hay una palabra griega específica para “pagos” (misthos; usada en 1 Tim 5:18). ¿Por qué supone usted que Pablo usó timé (“honor”) en vez de misthos en 1 Timoteo 5:17?

13. ¿Qué precauciones menciona 2 Corintios 2:17 y 1 Timoteo 6:3-5 en cuanto a los ministros?

14. ¿A qué se refería Pedro cuando exhortó a los ancianos a pastorear voluntariamente al rebaño de Dios y no por ganancia deshonesta (1 Pe 5:2)?

15. ¿Cómo implica 1 Pedro 5:1-4 que recibir dinero, en algunas circunstancias, era parte del ministerio de un anciano?

16. La congregación típica neotestamentaria no era más grande de lo que pudiera caber en la sala de alguien (una iglesia en casa). ¿Cómo un anciano calificado podría haberse sostenido de una iglesia tan pequeña?

17. ¿Qué principio estableció Juan en 3 Juan 5-8?

18. ¿Qué se puede concluir de la idea de ministros que son sostenidos completamente por la iglesia?

Nota: La NTRF también ofrece recursos para maestros, para ayudar a dirigir una discusión sobre la vida de la iglesia neo-testamentaria. PidaThe Practice of The Early Church: A Theological Workbook (Leader’s Guide) en www.NTRF.org.

[1] Nota del traductor: Esto aplica únicamente para los Estados Unidos. En países diferentes deben ser consideradas las leyes correspondientes del mismo, aunque en mi opinión, no es necesario para una iglesia en casa.

[2] R.C.H. Lenski, The Interpretation of the Epistles of St. Peter(Minneapolis, MN: Augsburg Publishing, 1966) 219.